¿Es segura una silla a contramarcha frente a un impacto trasero?

Muchas personas piensan que si una silla a favor de la marcha no es segura en los choques frontales ¿por qué una silla a contramarcha debería serlo en los choques traseros? Desde Axkid queremos explicar porque esto no es cierto, demostrando que las sillas a contramarcha son igual de seguras, o incluso más, que las sillas a favor de la marcha en los impactos traseros.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los choques frontales y laterales constituyen la mayoría de las colisiones, sin olvidarnos que son los más peligrosos. Las colisiones traseras representan aproximadamente el 30% del total de los choques, sin embargo, solo comprenden aproximadamente el 5% de todos los accidentes graves y mortales, lo que sugiere que, aunque numerosos, los choques traseros no son especialmente letales.

Las fuerzas en una colisión de impacto trasera son diferentes a las fuerzas en un impacto frontal. En un impacto frontal, son mucho mayores porque los vehículos generalmente viajan en sentidos opuestas, por lo que, tanto el vehículo como todos los ocupantes, se detienen abruptamente. Cuando los ocupantes son golpeados en un impacto trasero, los vehículos involucrados normalmente viajan en el mismo sentido o uno esta parado y otro lo embiste, siendo en ambos casos la fuerza de choque en los ocupantes mucho menor que en un impacto frontal.

En el caso de que los vehículos involucrados viajen en el mismo sentido y uno de ellos sea golpeado en la parte posterior, este tiene espacio para avanzar reduciendo al mismo tiempo la fuerza del impacto. Además, este tipo de situación se da más en carretera donde los coches viajan normalmente a la misma velocidad, por lo que el resultado de la fuerza del impacto nunca llega a ser muy peligroso.

Los impactos en los que un vehículo esta parado y es embestido por otro en movimiento suelen ocurrir con más frecuencia en ciudad con lo que la velocidad del impacto no suele ser muy alta. Veamos en detalle que pasa si nuestro hijo viaja a contramarcha y recibimos un impacto así:

Nuestro coche parado, según la primera Ley de Newton, va a tender a permanecer en su posición inicial, cuando reciba el impacto. Como el coche que embiste sí está en movimiento, el coche parado se desplazaría, y además se desplazaría hacia delante (no hacia detrás). Por lo que la fuerza va en el mismo sentido de la aceleración del coche.

Coche con un impacto trasero

¿Y qué ocurre si mi hijo que viaja ACM?

En un asiento orientado hacia atrás, la cabeza vulnerable del niño está posicionada hacia el centro del vehículo, lejos del punto de impacto, con lo cual el daño tardará en llegar a el niño. Primero se empezará a deformar la parte trasera de nuestro coche y este absolverá la gran parte de la fuerza del impacto a la vez que se inicia una aceleración que desplazará unos metros nuestro coche hacia el frente.

Su cabeza en el momento del golpe, al estar en un coche parado (aceleración 0) pesa su peso normal, así que en el momento del choque, aunque la cabeza tienda en ir hacia el punto del impacto, como el coche también se mueve para adelante la fuerza es contrarrestada, siendo la fuerza resultante ejercida sobre la cabeza del niño será mínima y no mayor que la que recibe si el niño está sentado en una trona dormido y se le desploma la cabeza.

Todas las sillas a contramarcha tienen la obligación de pasar como mínimo la regulación ECE R44 para poder ser vendidas en Europa, y en esta prueba es necesario pasar varios test de choque tanto frontales y laterales como traseros. Con lo cual todas las sillas a contramarcha nos aseguran que nuestro hijo viaja protegido en todos estos tipos de impacto.

Nada mejor que un testimonio de primera mano para dar respuesta a esta inquietud. Desde Axkid queremos compartir con vosotros la historia de Aura, la cual se vio envuelta en un accidente de impacto trasero cuando su hija viajaba en una de nuestras sillas Axkid a contramarcha. Todos los ocupantes del coche sufrieron diferentes tipos de lesiones mientras que la pequeña Elisa salio completamente ilesa del horrible accidente.

Leer la historia de Aura aquí

Somos una empresa sueca comprometidos con la seguridad infantil en la carretera. Nuestra solución es viajar mirando hacia atrás, a contramarcha, el mayor tiempo posible. Creemos que la seguridad, el confort y la educación deben estar interrelacionados. Unas mejores normas de seguridad y un mayor conocimiento sobre el tema, salvan vidas.