¿Por qué las sillas Axkid obtienen una evaluación “no satisfactoria” en el informe del RACE?

El RACE (Real Automóvil Club de España) publica cada año un informe en el que se evalúa la seguridad de algunas de las sillas de coche que podemos encontrar en el mercado. Cada silla recibe una valoración basada en cuatro aspectos principales, a los cuales se les asigna el mismo valor: seguridad, facilidad de uso, ergonomía y presencia de sustancias tóxicas. En otras palabras, el RACE da la misma importancia a la seguridad que a la ergonomía o facilidad de uso de una silla de coche.

En Axkid valoramos la seguridad por encima de todo. Según este informe, nuestras sillas obtienen las puntuaciones más altas tanto en seguridad como en sustancias tóxicas. Sin embargo, nuestras sillas a contramarcha, las cuales cuentan con 5 puntos de sujeción, son comparadas con sillas a favor de la marcha de uno o dos puntos de sujeción únicamente. Así, no es de extrañar que las sillas de coche Axkid no salgan tan bien paradas en cuestiones como fácil instalación.

Todas nuestras sillas a contramarcha han superado el test más exigente en materia de seguridad, el Plus Test. Este test equipa a los dummies con sensores en el cuello para medir el esfuerzo cervical en caso de accidente y se realiza en condiciones más severas que los tests convencionales. Partiendo de estos criterios, ninguna silla a favor de la marcha podría superar esta prueba.

El Plus Test es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar una silla de coche ya que las lesiones cervicales y de cabeza son las más comunes y graves entre los niños de 0 a 4 años. El cuello de los niños pequeños no está suficientemente desarrollado para absorber una desaceleración muy fuerte, como las que se pueden producir en caso de frenazo o impacto. Solamente circulando a contramarcha, la silla ofrece la protección necesaria para que el cuello del niño no tenga que absorber la fuerza de esa desaceleración, minimizando hasta 5 veces el riesgo a sufrir daños. Sin embargo, los tests en los que se basan los informes presentados por el RACE no contemplan este grave peligro.

Esto resulta incomprensible, dado que en el informe de Sistemas de Retención Infantil presentado por el RACE en el año 2004, ya se hablaba de la conveniencia de colocar a los niños en el sentido contrario a la marcha por el mayor periodo de tiempo posible, y a día de hoy, los expertos siguen ratificando la necesidad de que los pequeños viajen a contramarcha hasta los 4 años. En este video de la DGT lo podemos ver explicado.

 

Así pues, consideramos una gran contradicción que sillas que no ofrecen garantías de seguridad en caso de colisión frontal, obtengan valoraciones mucho mejores por ser fáciles de montar o más ergonómicas, puesto que no cumplen con el propósito prioritario que es proteger a nuestros pequeños.

 

 

 

Somos una empresa sueca comprometidos con la seguridad infantil en la carretera. Nuestra solución es viajar mirando hacia atrás, a contramarcha, el mayor tiempo posible. Creemos que la seguridad, el confort y la educación deben estar interrelacionados. Unas mejores normas de seguridad y un mayor conocimiento sobre el tema, salvan vidas.