¿Sabes leer la etiqueta de homologación de tu silla de coche?

Cuando hablamos de sistemas de retención infantil, sabemos que este tiene que estar homologado. Pero, ¿qué significa realmente que un SRI está homologado? ¿cómo podemos saber si nuestra silla está homologada? En este artículo te lo explicamos:

En términos generales, los productos homologados son aquellos que cumplen con unos determinados estándares de calidad y seguridad mínimos, especificados en una normativa que los regula. Los dispositivos de retención infantil de Axkid como tantos otros productos que se comercializan en Europa, no quedan exentos de cumplir la normativa de homologación que las regula. En el caso de las sillas infantiles, en la actualidad en Europa, conviven dos normativas diferentes; la  ECE R44/04, en vigor desde 2005 y la ECE R129 también conocida como i-size, en vigor desde 2013.

El reglamento ECE R44/04, al que se han acogido la mayoría de sillas de Axkid, basa su homologación en dos tipos de pruebas; las dinámicas y las estáticas. Las pruebas dinámicas son las que se realizan mediante los test de choque. Para estas pruebas se utilizan los dummies del tamaño para el cual la silla ha sido diseñada, equipados con sensores que miden los esfuerzos a los cuales el maniquí queda sometido durante el test. En concreto, en esta normativa se incluye:

• Un test con carro de ensayo simulando un choque frontal a 50 km/h con una distancia de deceleración de 650mm.
• Un test con carro de ensayo simulando un golpe por alcance trasero a 30 km/h con un desplazamiento de 275mm.
• Un test de choque con vehículo completo a 50 km/h contra un elemento rígido.
• Comprobación de daños sobre el arnés, las correas y demás elementos después de cada ensayo.

Las pruebas estáticas están enfocadas a la resistencia y durabilidad de los materiales y de los diferentes componentes. Estas incluyen:

  • Hebilla:
    -Apertura del cierre estando expuesto a carga.
    -Apertura del cierre sin carga.
    -Corrosión en atmósfera salina.
  • Mecanismo de ajuste:
    -Correcto deslizamiento y ajuste.
  • Correas y mecanismos de sujeción:
    -Abrasión por uso repetido.
  • Resistencia al frío/calor y a la exposición a la luz solar.
  • Prueba de toxicidad de los diferentes materiales que la componen.
  • Resistencia al fuego.
  • Corrosión de los elementos metálicos en atmósfera salina.
  • Análisis ergonómico de la silla.
  • Otras comprobaciones.

Recordemos también que, a todas estas pruebas obligatorias por ley, hay que sumarle la realización del Plus Test, un test voluntario que consiste en la prueba de coche más exigente en Europa y que solo algunas sillas a contramarcha superan satisfactoriamente.

 

¿Cómo se puede identificar una silla homologada?

Todo dispositivo de retención infantil, deberá llevar una etiqueta o inscripción con los datos de homologación de la silla. En el caso de las sillas de Axkid, se trata de una etiqueta naranja con algunos símbolos y números que nos ayudan a identificar diferentes aspectos de la silla. A continuación, mostramos la etiqueta que lleva la Axkid Minikid y cómo interpretarla.

AXKID
Marca del dispositivo

MINIKID
Modelo

SEMI-UNIVERSAL
Esto hace referencia a su compatibilidad con los vehículos. En el caso de ser una silla semi-universal

0-25KG Y:
De 0 a 25 kg son el peso mínimo y máximo que acepta la silla. El símbolo “Y” identifica los dispositivos con arnés de entrepierna

E11:
La “E” y el número rodeados del círculo son el símbolo que muestra su homologación. El número identifica el país que expedita la homologación. El número 11 corresponde al Reino Unido

ECE R44/04:
Organismo regulador (comisión económica europea de las naciones unidas) y ley que regula estos dispositivos.

44R-041508: 
Número de homologación específico para este dispositivo concreto.

AXONKIDS AB: 
Fabricante.

 

¿Si mi silla está homologada puedo estar tranquilo/a?

La respuesta es un NO rotundo. Como hemos mencionado al inicio, la homologación garantiza unos estándares mínimos de calidad y seguridad, basado en unos criterios determinados por ley. No obstante, las leyes nunca son perfectas y están continuamente sujetas a modificaciones para adaptarlas a nuevos avances en materia de seguridad.

La nueva normativa R129 (i-size), que actualmente convive con la R44/04, está destinada a sustituir definitivamente esta última. Las novedades más importantes que incorpora esta normativa es la realización de un test de impacto lateral y la obligatoriedad de circular a contramarcha hasta los 15 meses.

Axkid siempre ha recomendado el uso a contramarcha hasta los 6 años de edad aproximadamente. Por esto, creemos que la normativa seguirá siendo insuficiente en materia de seguridad hasta que circular a contramarcha sea obligatorio mientras el tamaño del niño lo permita.

 

 

 

 

Somos una empresa sueca comprometidos con la seguridad infantil en la carretera. Nuestra solución es viajar mirando hacia atrás, a contramarcha, el mayor tiempo posible. Creemos que la seguridad, el confort y la educación deben estar interrelacionados. Unas mejores normas de seguridad y un mayor conocimiento sobre el tema, salvan vidas.